Técnicas de relajación que puedes practicar en casa

técnicas de relajación para practicar en casa

¿El estrés se te acumula? ¿Sientes a menudo que estás al borde del colapso? Todas estas son señales de que la ansiedad se está adueñando de tu mente y está restándote bienestar. En este artículo te enseñamos técnicas de relajación que puedes practicar en casa para aliviar rápidamente el estrés y evitar problemas mayores.

¿Por qué es tan importante conocer y utilizar técnicas de relajación?

Las consecuencias del estrés son notables a nivel social: farmacias con mayor demanda de consumo de medicamentos ansiolíticos y antidepresivos, personas aisladas, más irritables, más bajas laborales, más atenciones en urgencias, etc. Tú, sin ir más lejos, seguro que has experimentado alguna vez los efectos de la ansiedad en tu vida. Si lo ves venir a tiempo, es relativamente sencillo evitar sus nefastos efectos. Pero no basta solo con ser consciente, sino también con saber llevar nuestro cuerpo a su estado natural de calma. De ahí que sea tan importante aprender técnicas de relajación que puedas practicar en casa.

¿Cuándo debes acudir al médico?

Si sientes que no puedes comer con normalidad, dormir, que no te puedes relajar en ningún momento del día y tienes síntomas molestos como temblores, palpitaciones, sensación de opresión en el pecho o asfixia, angustia o temores que te impidan hacer tu vida normal, debes acudir a un especialista que pueda asesorarte para que trates tus problemas tanto a nivel sintomático, como desde la raíz. Consulta nuestros seguros de salud personalizados.

Técnicas de relajación que puedes practicar en casa

Hay determinados momentos en nuestra vida que son muy difíciles de atravesar. La pérdida de un ser querido, por ejemplo, una ruptura emocional o una crisis económica pueden llevarnos fácilmente a la lona si no somos capaces de gestionar nuestras propias emociones. Para ello, es importante aprender técnicas de relajación que puedas practicar en casa para devolverle a tu cuerpo la calma e ir tomando control sobre tu propio bienestar mental y físico. Vamos a ver algunas de ellas.

Escuchar música relajante y solo centrarte en ella

La música es una herramienta muy útil para ayudarnos a calmar la ansiedad y el estrés. De hecho, muchas de las técnicas de relajación que puedes practicar en casa se apoyan en ella. Lo recomendable es que utilices una música acorde a lo que quieres lograr, lógicamente. Debería ser una lista de reproducción sin interrupciones de música que te ayude a mantener la calma.

La idea es que te coloques de manera cómoda en algún lugar, totalmente relajada o relajado. Pon la música a un volumen suave, de manera que puedas oírla nítidamente, pero sin que resulte molesta. Ahora respira de manera tranquila y céntrate solo en escuchar las notas de la música, cada detalle. Después de 10 o 15 minutos haciendo este ejercicio en una postura cómoda, te sentirás como nuevo/a.

Meditación

La meditación es una de las técnicas de relajación que puedes practicar en casa más extendidas. Es útil para muchas cosas, no solo para aprender a manejar la ansiedad. También lo es para mejorar la concentración o la capacidad de resistir a las tentaciones, por ejemplo. Aumenta la materia gris del cerebro y ya hay mucha literatura sobre ella en Internet que podemos consultar para obtener información detallada acerca de esta disciplina y sus poderosos beneficios.

La meditación se puede realizar de muchas maneras diferentes, no solo en cuanto a la posición corporal que adoptemos. También respecto a lo que nos enfoquemos: la respiración, los sonidos externos, mantener la mente centrada en una imagen, etc. Sus beneficios se notan al instante: te sentirás más despejado y relajado. Pero es conveniente que la practiquemos al menos 10 minutos cada día para poder notar sus beneficios a largo plazo, que son muchos, y los más interesantes.

Mindfulness

El mindfulness es una técnica que consiste en enfocarse sólo en el momento presente. Esto exige un alto nivel de concentración y, por ello, muchos lo consideran como una técnica de meditación. La ventaja del mindfulness es que no necesitamos estar sentados u acostados para practicarlo. Podemos hacerlo en cualquier momento del día. Todo lo que tenemos que hacer es tratar de ser plenamente conscientes de lo que estamos haciendo, sin juzgar, sin permitir que los pensamientos que vayan naciendo de manera natural nos inunden y distraigan de lo que estamos haciendo. Si estás fregando la loza, fíjate bien en cada detalle, en la sensación del agua en tus manos, de los resultados, de que todo quede bien y hagas las cosas con entrega, etc. Todo esto con tu atención plena y tu intención, pero sin dejar que intervengan tus pensamientos.

Relajación muscular progresiva de Jacobson

Esta técnica de relajación que puedes practicar en casa es muy efectiva y adecuada para las personas que suelen tener dolores musculares debido a la tensión acumulada durante el día. En este artículo de Wikipedia encontrarás información sobre el origen y objetivo de la técnica, así como la forma de llevar a cabo los ejercicios en casa.

Técnicas de respiración

Los ejercicios de respiración son altamente útiles para aliviar y controlar el estrés. Hay muchos tipos de ellos. Si buscas en Internet podrás encontrar decenas de vídeos que podrás seguir en casa. Sin embargo, la más conocida es la llamada respiración profunda que consiste en llenar los pulmones de aire hinchando suavemente con él el abdomen, mantener el aire unos segundos y dejar salir por la boca de manera pausada.

Hay incluso técnicas o ejercicios de respiración que sirven para dormir y que se realizan justo estando en la cama. Te recomendamos que busques talleres en tu localidad o cursos, también en Internet, información sobre los distintos tipos de ejercicios de respiración que puedes practicar en casa para aliviar y prevenir la ansiedad. Lo más importante de estos ejercicios, si vas a realizarlos por tu cuenta, es que lo hagas durante al menos 10 minutos para que puedas sentir sus efectos.

Cualquiera de estas técnicas de relajación que puedes practicar en casa es útil para controlar el estrés y la ansiedad. Por ello, te recomendamos que las pruebes todas, especialmente si sientes que tienes problemas de este tipo. Si estás pasando por una situación difícil, recuerda que tu seguro de salud puede cubrir tus sesiones de tratamiento psicológico y también psiquiátrico. Pide información en tu correduría Seguros Nogal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte